Este site utiliza cookies para otimizar a navegação. Ao prosseguir com a sua visita, está a aceitar o uso de cookies e da nossa política de privacidade. Aceito

ONA PARTICIPA EN EL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN AERONÁUTICO FUTURALVE

Desarrollado por un consorcio de empresas, tiene como objetivo crear tecnologías de materiales y fabricación avanzada para la nueva generación de turbinas de alta velocidad.

Desarrollado por un consorcio de empresas, tiene como objetivo crear tecnologías de materiales y fabricación avanzada para la nueva generación de turbinas de alta velocidad.

DESARROLLO DE TECNOLOGÍAS DE MATERIALES Y FABRICACIÓN AVANZADA

El CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial), organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España, aprobó el pasado mes de julio, dentro del programa CIEN, la concesión de la ayuda para el proyecto Futuralve, presentado por un consorcio de seis empresas. Este proyecto tiene como objetivo principal que los socios empresariales, universidades y centros tecnológicos desarrollen las tecnologías de materiales y fabricación avanzada para la nueva generación de turbinas de alta velocidad.

 

El programa estratégico CIEN (Consorcios de Investigación Empresarial Nacional) está desarrollado por el Gobierno de España, financia grandes proyectos de investigación industrial y de desarrollo experimental, impulsados en colaboración efectiva por consorcios empresariales.

 

Entre las tecnologías a evolucionar dentro de Futuralve cabe destacar: 

El desarrollo de nuevos materiales capaces de resistir elevados esfuerzos a altas temperaturas y de bajo peso.

Los procesos de fabricación aditiva que abren nuevas posibilidades en el diseño, tienen alto porcentaje de aprovechamiento de materia prima y permiten reducir el tiempo de llegada al mercado.

El procesado final optimizado para los nuevos materiales, ya que la dureza y dificultad en el mecanizado de los nuevos materiales es muy superior a la de los aceros convencionales.

 

El proyecto se inició en mayo de 2015 y finalizará en abril de 2019, con un presupuesto global para el consorcio del orden de 10 millones de euros. Junto con ONA, el consorcio lo forman otros cinco socios industriales: ITP (líder del proyecto), Metalúrgica Marina, Mizar, Renishaw y Sariki. Las empresas del consorcio contratarán a su vez trabajos punteros a nueve centros tecnológicos y universidades: AIMME Instituto Tecnológico Metalmecánico; Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC); Centro Tecnológico CEIT; Ideko; IMDEA Materiales; Lortek; Universidad de Mondragón; Fundación Prodintec y la Universidad del País Vasco.